14 de octubre de 2015

Soy mamá de un niño.

Ésto es algo que sucedió hace bastantes meses y ahí nació la reflexión, pero como mi vida es un continuo burbujeo de mil cosas no me había parado a plasmarlo por escrito. 
Mi familia se encontró con otra familia. También de tres miembros, padres de un bebé varón. Hablando de todo un poco el encantado papá nos cuenta que les gustaría ampliar la familia y  que el nuevo miembro fuera una niña, que a su mujer le hacía muchísima ilusión y que a las mujeres nos encanta éso de los vestiditos y los lazos, que era normal etc... dando  por hecho que yo, al tener un niño y ser mujer, desearía también tener una niña. Le aclaré con una sonrisa que a mí no me importaba realmente el sexo de un supuesto futuro bebé. El feliz papá sigue exponiéndome esa idea de ampliación de familia pero con el inconveniente asumido de que una niña iba a suponer más preocupaciones para ellos. 
En la cara se me debió notar que no entendía nada porque se apresuró a aclararme que cuando una mujer sale a la calle hay más preocupación porque no sabes con quién se encontrará, con quién estará, qué hombres se le acercarán, te preocupa que ningún tipo le haga daño...
En ése punto, ojiplática me hallaba y el caballero debió notar que se adentraba en terrenos movedizos porque cambió de tema como pudo. 
¿Por qué no respondí? Creo que me quedé sin voz, que no sin palabras. 

SOY MAMÁ DE UN NIÑO.
Y le contaré/enseñaré...

-Hijo mío, el NO es siempre un NO. No es un NO queriendo decir SÍ. Aunque a veces se puede decir SÍ y cambiar de opinión. Y el NO es NO en el momento en que se diga y hay que respetarlo.

-El amor sólo existe en un entorno de igualdad y deja de ser amor cuando hay dominación, coacción, agresión...

-Nadie es superior a nadie por cuestiones de género, raza, gustos sexuales, etc.

-En casa se comparten las obligaciones, no se ayuda, porque no es tarea  exclusiva de nadie por su género, sino de todos porque somos iguales en derechos y obligaciones.

-Que la mujer no es el sexo débil, ni menos inteligente o capaz. La capacitación, habilidades y conocimientos será cuestión de personas y no de géneros. 

-La mujer no necesita un "príncipe" que la rescate, ni un "guerrero" que la defienda. Por lo tanto, hijo mío, no tienes que ser ni príncipe ni guerrero. Éso no te hace más Hombre. Las mujeres necesitan respeto simplemente.

-El sexo sin libertad pierde su sentido. 

-Nadie debe ser definido por su forma de vestir. Por lo tanto una minifalda o un escote no lanzan mensajes de nada, no dicen "quiero guerra" "puedes decirme groserías" "puedes atentar contra mi dignidad" "puedes violentarme o violarme"... 

-Los anticonceptivos son cosas de dos, la protección de la salud también. No es la mujer la única responsable por ser la que se queda embarazada, todo en pareja es responsabilidad de dos.

-Por lo tanto los hijos son de dos para todo (crianza, educación, juegos...)

-Hijo mío, puedes llorar.

-Puedes tener miedo.

-Puedes pedir afecto.

-Puedes dar afecto.

-Puedes pedir ayuda. 

-No eres más Hombre por el número de conquistas (las mujeres no somos tierra sin dueño). Y las mujeres no son putas ni se respetan menos por el número de amantes. 







Yo quiero, hijo mío, que seas respetuoso con las personas, quiero que nadie tenga que tener miedo de ti, ni de que salgas a la calle;  quiero que tu generación comiencen a cambiar las cosas para vivir en el tipo de sociedad que nos merecemos. Por éso me ocupo/preocupo de lo que voy sembrando en tu cabecita, de los ejemplos que te damos, de lo que ves y de lo que verás, aprenderás y leerás.


14 de mayo de 2015

Abril en micro

Mi querida Ángela de Chocolate Bailable, además de una gran amiga tiene mucho talento y buenísimas ideas, así que recogiendo una de sus iniciativas me decidí a escribir algunos microrrelatos en el mes de abril. Ella hizo uno por día, yo no pude ser tan productiva pero alguno salió. El reto para mí era lograr que salieran "micros" porque me cuesta dejar lo imprescindible y no perderme en datos y descripciones innecesarias. 


Y así surgió el reto... pero si yo olvido con frecuencia que deben ser "micros"¿cómo iba a escribir algo corto?
Por éso no salían tan cortos.


La distancia emocional puede ser más dura que la física.


En ocasiones necesitamos encontrar algo que nos dé seguridad pero no sabemos qué es ni dónde buscarlo.


¿Sabes de ésas mañanas cuando tomas la taza de café que te permite alejar el sueño? ¿Y sí con ése gesto alejaras también los sueños?



Álgunas personas llegan arrebatadoramente y te hieren profundo antes de que puedas darte cuenta de que han tomado posesión de ti.


Un homenaje al nacimiento.


Uno de mis preferidos porque ¿quién no ha conocido a alguien que nos ha usado mientras fuimos una moda temporal en sus vidas?


Nada hay más dulce que traten de seducirte haciéndote sonreír...


Ésa necesidad que tenemos de mostrar lo que ocultamos bajo capas de costumbre, prejuicios y convencionalismos hasta el punto de dejar de ser uno mismo.


Y ya sabes que no se debe perder la oportunidad de leer.

Y hasta aquí abril en Micros...





2 de septiembre de 2014

Y llegaron ELLAS...!!!

Me gusta éste movimiento de mujeres que reclaman lo que siempre fue nuestro y no sé quién se empeñó en quitarnos: la libertad, el respeto, el honor, el orgullo... Me gusta que se levanten voces en contra de la sumisión venga de quién venga, que reclamemos nuestra belleza sin artificios, nuestro poder sexual y el derecho a vivirla con libertad y sin considerarnos sucias o impúdicas, sin que nadie abuse de nosotras e incluso nos obligue a tener hijos en cualquier circunstancia. Me gusta éste asesinato a la princesa en la torre o a la damisela en apuros que necesita ser rescatada. Me gusta éste empoderamiento que siempre debió ser nuestro y ahora necesitamos recordar y recuperar…

Pero no vengo a hablar de nosotras sino de ellos, vengo a levantar una mano en su defensa porque no quiero ser como ésos hombres que piensan que el lugar de la mujer es la casa y su reino la cocina. No quiero faltarles el respeto.

He escuchado en varias ocasiones como las mujeres hablan de “escoger” a un amigo o desconocido con quién mantener relaciones sexuales y “engañarlo” para quedarse embarazadas, porque “… ellos, la mayoría de las veces pasan de los hijos y yo no me voy a gastar dinero en una clínica de fertilidad y en un donante anónimo si me puede salir gratis”.
“Escoger” y “engañar”…me horrorizo. ¡Pedimos respeto y los tratamos a ellos como simples sementales! ¿Cómo puedes pedir un respeto que no eres capaz de dar?
Está clarísimo que si el hombre se deja engañar es porque es un poco iluso, por mucho que una desconocida le diga que toma la píldora y no puede quedarse embarazada, debe usar preservativo porque puede contraer cualquier enfermedad y entonces un embarazo puede hasta ser una gran noticia comparado con lo que podría pasarle. Pero ¿qué ocurre si el hombre en cuestión mantiene relaciones con una antigua novia, con una amiga o con una conocida y acaba ilusamente “fiándose” de la salud de su compañera sexual? Pues sucede que su compañera sexual puede satisfacer su deseo de quedarse embarazada.
¿Tiene derecho una mujer a ignorar el respeto que todo ser humano merece y las consecuencias que un hijo tiene para la vida de cualquier persona por el deseo de ser madre (soltera)? ¿Qué pensamos de ésa ley absurda que nos obliga a llevar a término un embarazo no deseado? ¿Es más ético obligarlos a ellos a ser padres cuando no lo desean?
“Nosotras parimos, nosotras decidimos” pero hay matices que implican un respeto que no debe olvidarse. ¿Qué pensarías de un hipotético Fulanito de Tal que ha obligado a su mujer a llevar a término un embarazo cuando no deseaba ser madre? Ya sea un embarazo conseguido a la fuerza, a base de cambiarle las pastillas anticonceptivas por un placebo o por un error premeditado… nos parecería horroroso porque atenta contra su libertad.



Cuando el embarazo ya está en marcha y a causa del cóctel de hormonas, la mujer valiente que quería ser madre (soltera) le entra el miedo, la tristeza o las ganas de recibir un extra de cariño y acude, erróneamente, a su antiguo compañero sexual con pretensiones de que se haga cargo de la paternidad de la que no tenía noticias, acaba escandalizada ante la pregunta “¿seguro que es mío?” ¿Y qué esperaba? No tiene una relación monógama con él y para colmo ha ido con engaños, cómo mínimo tiene derecho a estar seguro de que se hace cargo de su propio hijo… la pregunta me parece como poco, obligatoria, no puede fiarse de ella, por lo tanto no puede ahora la mujer en cuestión, ponerse el vestido de ofendida.

Matizo algo. No quiero decir con esto que los hombres no deban ser responsables de sus actos y el acto en cuestión conlleva que pueda fallar algo y se encuentren con un embarazado no esperado. Yo hablo de cuando una mujer acude a un hombre, conocido o desconocido, para conseguir ser madre a través de engaños y falsedades. El hombre también tiene derecho a decidir con quién quiere tener un hijo y cuándo tenerlo. Independientemente de que asuma sus responsabilidades cuando las cosas no salen como deseaba.  No todos los hombres pasan de sus hijos. Y cuando una mujer toma la decisión de ser madre soltera debería acudir a una clínica de fertilidad y a un donante anónimo que ha decidido libremente dejar sus genes a disposición de la mujer que desee usarlos. O en su defecto hacerlo con un hombre debidamente informado de cuál es el verdadero fin del encuentro sexual.

No podemos cambiar esta sociedad machista si cometemos el error de no respetarlos a ellos. No se cambia nada si hacemos lo mismo, se cambia se lo hacemos diferente y bien.

Y de verdad que no me invento nada, ni exagero… hablo de un tema real, algunas lo hacen, otras se quedan en la intención o el simple comentario que otras mujeres aplauden entre risas. 

Si nunca has oído hablar de esto tienes suerte. 

Deseo que las nuevas generaciones
crezcan libres y respetadas.

20 de agosto de 2014

Un año más...!!

No podía dejar pasar ésta fecha, ¿a qué no?
Durante éste año que sumamos casi no he publicado y ya saben por qué...porque hay un pequeño bombón de 13 meses que me reclama y yo encantada y feliz le doy toda mi atención.
Un año en el que he seguido poco a los blogs habituales (lo siento) y he perdido expectación pero no todo es negativo. Mantengo amigos blogueros que me regaló en su día éste medio y que siguen ahí. Tengo una libreta (soy coleccionadora compulsiva de libretas) donde anoto ideas para escribir y que algún día escribiré y tengo un deseo muy grande de volver...y querer es poder!!!



No sé si cumpliré las promesas y si tiene sentido celebrar un cumple de algo que está casi casi parado... pero es mío y quiero felicitar a Escobas, brujas y otros vertebrados en su coma inducido porque sólo está cogiendo fuerzas para volver con brío. Y también sé que tú y tú y posiblemente tú también, estarán ahí para leerme.

Los quiero a todos y no hace falta nombrarlos...ustedes saben quienes son. 

25 de junio de 2014

Ritmo de primavera

Ritmo de besos que se cuelan por los poros de tu piel.
Ritmo de miradas que se esquivan y regalan pestañeos.
Recuerdo aquel verano con sabor a primavera.
Ritmo de sudor  fino que refresca tu piel sin cubrir.
Ritmo de labios que saben subir, bajar y llegar.
Recuerdo aquel verano con olor a primavera.
Ritmo de cuerpos que se encuentran sin saber que ya se conocían.
Ritmo de una copa de vino que se derrama sobre tus ganas.

Y yo recuerdo aquel verano con olor a ti.

Ritmo de aromas a almendras tostadas.
Ritmo de aromas a deseo derretido.
Ritmo de aromas a tenerte mío.



13 de junio de 2014

Querido Navegante X

Querido Navegante,

Hoy el olor a mar me trajo tu recuerdo tan vivo que pude palpar sensaciones pasadas,  aquella magia que traías en cada llegada y se desprendía de nuestros dedos al  tocarnos, aquel aire fresco que regalaba tu sonrisa cuando avanzabas hasta mis brazos... Hoy llegó tan vivo tu recuerdo, que el sabor a sal se pegó a mis labios rememorando nuestros besos de verano.
No olvido esas luces lejanas y titilantes como nuestros sueños, cómo el reflejo de tus ojos llenos de planes para nosotros. Mis manos siempre tenían más caricias, tus manos siempre querían acariciar más, nuestros cuerpos sabían encontrarse más allá del deseo y el amor.
Primaveras, veranos, otoños e inviernos nos dieron cobijo y escenarios para comernos a besos y a sorbos largos…hasta el día que sin saber cómo nos perdimos…
La nostalgia cuando llega se nos agarra fuerte a las entrañas, nos vuelca la vida, nos hace preguntas que no sabemos responder y nos trae arrepentimientos que tal vez no son verdaderos. Me arrepiento de perderte, me arrepiento de no besarte, me arrepiento de cada caricia que dejé escapar entre mis dedos fríos, me arrepiento de haber ahogado mis sueños, me arrepiento de las noches en las que no te he amado, me arrepiento de haber volado, de haberte dejado partir con tu loco vuelo…me arrepiento de haberme rendido…pero ¿sabes? No me arrepiento…
Hoy el mar me trajo tu olor, tu sabor, la letra de viejas canciones que siempre me saben a ti, que siempre hacen el amor con mis recuerdos y revolucionan mi alma…hoy la luna desató el lazo lavanda con el que ato mis amores eternos… me arrepiento… pero no me arrepiento, aún reconozco mis sueños.
¿Tú aún reconoces tus sueños?

Querido navegante…hoy el olor a mar me trajo tu recuerdo…


...mirarte a los ojos, y tal vez recordarte, 
que antes de rendirnos fuimos eternos.
















4 de mayo de 2014

¡¡Cómo pasa el tiempo!!

¡¡Cómo pasa el tiempo!! Uff, cómo pasa...!!!
Se te agarra la felicidad a las costillas y pasa el tiempo
Quisiera encontrar un hueco para escribirte a ti que me esperas o a mi que necesito pasar un tiempo conmigo después de tanto pasarlo contigo...pero, qué va, para qué mentir, o mejor dicho, por qué no decir toda la verdad. El tiempo que paso contigo es el mejor, el más divertido y feliz que he pasado en toda mi vida.
Pero tampoco puedo mentir o no contar toda la verdad...existe ésa hora que anhelo para escribir o para abstraerme de todo, incluso de mi y pasa el tiempo en risas y mimos y no lo hallo. 
Quisiera escribir ése relato que acampó en mi cabeza, mandar un mensaje en una botella a mi querido navegante, recitar unos versos que encontré de camino a la cocina, a veces anoto ésa idea que se derramó en mi café y dejo para más tarde darle un nombre, un personaje y un escenario digno...pero me vuelco en ti y después de tanto tiempo -¡ay, cómo pasa el tiempo!- por fin me acerco a mi rincón y sólo me sale escribir sobre ti. 
Debo admitirlo, estoy enamorada, loca por ti, por tus huesos, por tus latidos, por tu risa y por todo lo que tú representas en mi vida...estoy enamorada y cuando se está enamorado el tiempo pasa muy deprisa. 
Nada, éso quería decirte, que quizás hayas pasado por aquí y no ves entradas nuevas, éso quería decirte, que se me pasa el tiempo, se me derrama con la risa, fluye como el agua...pero estoy, estoy con la felicidad agarrada a las costillas, a las entrañas, con el sueño que mitigo con un café,-no muchos, uno solo-, estoy con un "corre-corre" para pasar más tiempo a su lado, estoy con la risa puesta cada día, el pelo desordenado y las ganas de seguir amando y oliendo su olor a piel nueva...
Es sólo éso, estoy tan ocupada siendo MAMÁ, que no vengo a verte todo lo que desearía...


Es tu aroma a bizcochito recién horneado
tu risa, tu respiración... 
lo que da sentido 
a todo lo que ya parecía tenerlo